Comunidad educativa y comunidad cristiana

La educación cristiana difícilmente puede llevarse a cabo sin el testimonio de una comunidad educativa.

La escuela católica nos remite a su doble fundamento:

  • El proyecto educativo principal instrumento de evangelización.

  • La comunidad educativa que lo lleva a cabo y que debe aspirar a constituirse en comunidad cristiana.

 

La comunidad cristiana avala el proyecto evangelizador y el proceso de FE que se realizan en la escuela acompañando a los jóvenes en su incorporación a formas progresivas de vida comunitaria y compromisos cristianos

 

La comunidad religiosa, testigo comprometido de la vida comunitaria, tiene la responsabilidad de promover la comunidad cristiana en el seno de la comunidad educativa.

 

El proyecto pastoral, desarrollo operativo de estos criterios básicos, forma parte esencial del Proyecto Educativo Institucional Corazonista, y requiere determinadas estructuras

  • El departamento de pastoral es la reunión que agrupa a todos los educadores comprometidos en acciones explícitas de evangelización en el Colegio y cuyo primer responsable es el Director.

  • El Coordinador de pastoral, que asistido por su equipo, es quien anima y coordina la programación y realización de la acción pastoral en el Colegio.

 

La Escuela Católica existe para evangelizar. Sin restar nada a su función humanizadora, sino más bien potenciándola; la Escuela Católica es la misma iglesia en estado de misión, signo de la presencia de Dios en la maduración humana.

 

La Escuela Católica crítica y creativa con sus programas educativos, debe ser lugar privilegiado para la catequesis y la nueva evangelización. Nuestros colegios deben crear espacios de libertad donde puedan nacer posibilidades de encuentro de los jóvenes con el mensaje y la persona de Jesús de Nazaret.

 

Estos criterios básicos del proyecto pastoral educativa, pretenden explicar el talante evangélico de nuestros colegios, tal como se define en el Documento de Identificación.

976 224 864 
976 222 999