Nuestra primera comunión 

NUESTRA PRIMERA COMUNIÓN

El  pasado domingo 8 de  mayo  realicé  la  Primera Comunión en  mi  Colegio,  en Corazonistas La  Mina.  Fue  un  día  muy emotivo  para  mí ya que me había estado preparando durante dos años en Catequesis.

Mi madre me despertó muy temprano con un beso y me susurró: "Ha llegado el día, María, hoy por fin vas  a Comulgar." Mi  cara se  iluminó con  una enorme sonrisa y salí de un  salto de la cama. Fui a la cocina y mi padre estaba preparando el desayuno. Me guiñó el ojo y me dijo: "¿Qué  tal has descansado, Marieta? ¿Preparada para recibir a Jesús?" Su pregunta  me  hizo reflexionar ya que  los últimos días habían  sido  una carrera de obstáculos para que todo estuviera listo: que si el vestido, que si los zapatos, que si la coronita... y casi había olvidado  lo más  importante, QUE IBA A RECIBIR A JESÚS.

Poco duraron mis  reflexiones ya que  vi a mi madre acercarse con  un  peine  y mil horquillas para hacerme un  recogido y enseguida se  puso manos a la obra. Luego, ya con  el tiempo muy  justo, mis padres me ayudaron a vestirme y salimos todos pitando hacia el  Colegio.  Por el  camino, se  unieron mis  abuelas y al  llegar nos esperaba el fotógrafo  que  nos  hizo  unos retratos que luego,seguramente, estarán en muchos de los salones de mi familia.

 

Después,  salimos  al   patio   y   me   emocionó  mucho  ver   a  muchos de   mis compañeros a los  que abracé. Era  un  día  muy  especial para todos  y la felicidad reinaba  en el ambiente.

De pronto, alguien gritó: "¡Rápido, chicos, lodos  al  salón de  actos, que  se hace tarde!" Y  en   ese  momento  me  puse  algo  nerviosa  ya  que  había llegado   el MOMENTO. Fue  una  ceremonia muy bonita  donde recibí por  primera vez a Jesús y entendí algo  mejor  lo  que  significa ser  cristiana. Se me  pasó   el  tiempo   volando, entre canciones y  lecturas, y,  por  fin,  pude   probar la  hostia que  tanta curiosidad me producía por su significado, pero  tan1bién  por su sabor. Al finalizar, volvimos  todos  al  patio  y,  más   relajados ya,   nos   hicimos fotos  y estuvimos jugando un  rato hasta que llegó  la  hora  de  ir con  mi familia  a comer para celebrar todos juntos mi Primera Comunión. Es un día que  guardaré siempre en  mi recuerdo y en  mi corazón.

 

María Tutusaus Obis 4º EP

Por fin llegó el día, mi primera comunión. El día 8 de mayo del 2022 recibí por vez primera a Dios dentro de mí. Ha sido el acto más importante de mi vida y del que estoy muy orgullosa y feliz.

Ya hace unos años que empezamos nuestra catequesis, primero con Joseba y mi padre a través del ordenador. Este año, con Elena, ya en clase, hemos estado muy bien, ha sido genial, una catequista que me ha ayudado mucho y he aprendido con ella un montón. Nos hemos reído mucho con ella y nos ha hecho aprender  muchas oraciones para estar más cerca de Jesús al  rezarlas…

Y llegó el gran día, la primera comunión. Un día especial con muchos nervios, aunque creo que estaban  más nerviosos mis padres. Mi hermano  mayor estaba  también  muy emocionado. El día empezó muy pronto, madrugamos muchísimo y mi madre y yo fuimos a la peluquería a que nos dejaran  el pelo rizado y con una corona  de flores que me encantaba. Al salir, mi padre nos esperaba para llevarnos de nuevo a casa y una vez allí empezamos ya a vestirnos para ese día.

Una vez en el colegio, ya llegaron mis abuelos, primos y tíos. Subimos a hacernos las fotos y nos las hicimos con nuestros padres, hermanos y abuelos. Aún no las tenemos, pero seguro que están genial.

Y  llegó la hora. Entramos  al salón  de actos y me  pusieron  un  micrófono y cuando estábamos todos, empezó la ceremonia. Qué nerviosa estaba, ya empezaba! El sacerdote era súper  majo y agradable y se me hizo muy corto el rato, se sabía todos nuestros  nombres y como teníamos un guión para seguir la ceremonia, fue todo de maravilla. Por fin me tocó comulgar. Era  la última. Yo veía a  mis compañeros  pasar primero y me ponía nerviosa, pero cuando me tocó a mí, sentí una inmensa alegría. Ya tenía a Dios, dentro de mí.

La ceremonia acabó y salió todo perfecto. Al terminar,  nos fuimos toda la familia a dar las gracias a la Virgen del Pilar y aprovechamos  para hacernos  unas fotos en la Plaza. Esas fotos serán  un bonito recuerdo para toda la vida.

En el restaurante, nos lo pasamos genial, me junté con mis primos en una mesa y comimos todos juntos. Fue muy divertido. Luego, cuando ya estábamos  en los postres, vino una animadora  que nos hizo un montón de juegos de magia y nos reímos mucho. Había una mesa llena de chuches y al final, estábamos tan llenos de la comida que nos las llevamos a casa y las repartí con mis primos.

Al final, ya casi de noche, nos fuimos cada uno a nuestra casa, se acababa el día, el esperado  día. Una pena muy grande y una alegría. Pena de que se acabara  y alegría por comulgar por primera vez.

ESTOY SEGURA, DE QUE HA SIDO EL MEJOR DÍA DE MI VIDA

Jimena Forcén Gutiérrez 4º EP

Mi Primera Comunión fue el pasado día 8 de mayo de 2022 en mi Colegio Corazonistas del Paseo la Mina (Zaragoza).

Celebrar la comunión  con mis compañeros me hizo sentir bien y mejor persona. Fue un día muy especial porque recibí a Jesús por primera vez. Ese día reunimos  a toda  la familia  y todos estábamos muy  contentos. Vinieron familiares desde Jaén para estar conmigo y no faltaron mi abuela, tíos y primos de Zaragoza. Además,  me  regalaron   un  montón   de  cosas y  tuvimos  una  comida riquísima en un restaurante de la ciudad.

Lo pasé muy bien y en el futuro me quedará muy buen recuerdo de este día.

Pedro Extremera  Led 4º EP